Alebrijes: los sueños sí se hacen realidad

El alebrije es una artesanía mexicana un tanto surrealista que puede estar elaborada de cartón, papel o madera con diferentes técnicas para su modelado y creación.

Pedro Linares dio a conocer esta palabra, que le fue revelada a través de un sueño, en su delirio, cuando estuvo gravemente enfermo postrado en su cama.

No se sabe con exactitud el origen de la palabra. Podría significar tanto «brujas pintadas o teñidas con alegría», como «alebrarse” que significa: echarse en el suelo pegándose contra él, figuras un tanto monstruosas, alegres y muy coloridas.

Algunos datos interesantes sobre los alebrijes

Originalmente, Pedro Linares nunca hizo algún alebrije igual a otro, por lo que son 100% exclusivos.

  1. Su influencia en la sociedad oaxaqueña fue tan fuerte que hasta se creó un club de fútbol en su honor: los Alebrijes FC.
  2. En 1990 Pedro Linares López recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría de Artes y Tradiciones Populares.
  3. Por lo general, los alebrijes son una mezcla de varios animales con todos multicolores. La película Coco realzó esta característica de manera genial.
  4. Aunque la mayoría son hechos de cartón, en Oaxaca se tallan en madera de copal.
  5. Cada creador de un alebrije hace nacer una pieza única, que toma sus características de su propia imaginación.
  6. En muchos alebrijes oaxaqueños, existen representaciones de nahuales (bajo este contexto, se refiere a una conexión espiritual entre una persona y un animal).
  7. A través de los alebrijes se rescatan otros seres de la mitología prehispánica, como las tonas, que son las almas inmortales, además del alma mortal con la que se nace, que puede entrar a una persona cuando su nacimiento se da al mismo tiempo que el de un animal.
Volver arriba