La genialidad espontánea

La improvisación es una técnica escénica que permite contar una historia que se genera y desarrolla en el momento de actuarlas. El improvisador es un dramaturgo, director y actor al momento mismo de la representación. Así mismo la improvisación permite descubrir toda esa gama de situaciones y posibilidades en una representación (aún si ésta ya cuenta con un guion establecido) por lo que es una excelente herramienta para descubrir todos los caminos posibles en una puesta en escena.

Está de más decir que las técnicas de improvisación son fundamentales para el trabajo del actor. Una función de improvisación, aunque cuente con ensayos previos para dominar las dinámicas y juegos que se presenten, nunca será igual: los actores y actrices harán gala de su imaginación y destreza para resolver problemas y contar historias para producir una creación única y espontánea.

Muchos actores inician su camino con la improvisación. Aunque no es una regla general, podemos listar algunos consejos para el improvisador:

  1. No niegues. Quizá lo más importante. Cada frase que da un compañero actor es un regalo. Se debe de construir sobre ellas, no disminuirlas.
  2. Escucha a tu compañero. Establecer la comunicación entre actores e intuir su historia es fundamental para continuarla.
  3. El improvisador trabaja con su cuerpo. No son necesarios vestuarios, escenografía o utilería para construir una gran historia. El manejo de espacios, imaginar los objetos y el juego corporal deben de ser suficientes.
  4. No pienses. El impulso y la espontaneidad son geniales al momento de improvisar.

Sofía Herrera de Alvaro tiene un canal en YouTube muy interesante con toda clase de ejercicios y consejos para los actores.

Si estás comenzando, aquí te van algunos ejercicios que te pueden ayudar para entrenar en esta técnica actoral.

Juegos de improvisación

Correcciones. Los actores corrigen lo último que hayan dicho al momento que suene la chicharra.

Primera y última frase. Los actores comienzan y terminan la improvisación dos frases que el público o el guía escribió previamente.

Géneros. Los actores representan una historia corta libre con un título provisto por el público. A continuación la representan en distintos géneros, por ejemplo, drama, comedia, terror, aventura, etc.

Dividiendo el tiempo. Se presenta una historia con un título tomado del recipiente y los actores tendrán un minuto para presentarla, después la misma historia en 30 segundos, y por último en 5 segundos.

Freeze. Los actores reciben una palabra del público. Éstos representan una historia en torno a la palabra, con movimientos exagerados para contarla. Sin mirar, alguno de los otros actores clama “Freeze” y escoge a un actor y deja al que tenga una posición que le sirva para comenzar una historia completamente distinta.

Cubeta. Los actores toman tres papeles del recipiente de frases, y con ella van formando una historia.

Mande. Los actores crean una historia y un diálogo. Periódicamente el actor que escuchó la última frase exclama “¿Mande?” y el último que habló crea una rima de su última frase cambiando el sentido de la historia.

Objetos. A los actores se les asigna un objeto el cual tendrá que darle un nuevo significado en la historia.

Rally. Los actores visitarán tres lugares sugeridos por el público, justificando cada lugar en la historia o improvisación.

Idioma. Los actores crean una historia o tema sugerido por el público con distinto idioma cada uno.

Alfabeto. Se pide un objetivo y una letra del abecedario al público. Los actores comienzan una frase con la letra escogida, el principio de sus diálogos deben con la letra consecutiva del abecedario hasta completarlo. Si un actor se equivoca, otro toma su lugar en la letra correspondiente.

Sombrero. Juego rápido sobre sacar frases de un sombrero y representar con ella una situación corta.

La duda. El público da un objetivo a los dos actores en escena. Cada actor pregunta periódicamente al público sus herramientas para cumplir con dicho objetivo.

La palabra mágica. El público asigna a cada uno de los tres actores en escena una palabra. Cuando un actor diga la palabra que tiene asignada, éste sale de escena y entra el otro.

El mundo al revés. El público determina el problema que tiene una pareja de actores, hombre y mujer. Los actores comienzan su improvisación con el género opuesto asignado y resuelven dicho problema.

Recuerda que menos es más, la mejor herramienta eres tú mismo.

Como bonus, estas escenas del juego del Sombrero son una muestra que dan un excelente resultado: