Y el óleo, ¿con qué se come?

Para muchas personas, la pintura al óleo puede ser una afición y una forma de desarrollar la creatividad y dejar de lado el estrés. Para dar los primeros pasos en esta técnica, no hace falta tener conocimientos ni habilidades especiales, ni tampoco gastar mucho dinero.

Si eres más autodidacta y deseas aprender a pintar en óleo desde tu casa, hay numerosos sitios web que te enseñarán los conceptos básicos a partir de los cuales podrás desarrollar tus  habilidades, creatividad y tu propio estilo.

 

Pero primero, veamos algunos materiales que te pueden ayudar para comenzar:

Pinturas. Una opción es comprar una caja económica de 12 colores, que te servirá para hacer ensayos, conocer las posibles combinaciones de colores, familiarizarte con la texturas, las formas de hacer los trazos, etc. Pero si te gustan los retos desde el principio puedes comprar los colores por separado, tubos de tamaño mediano de los siguientes colores: Amarillo (cadmio claro), azul (ultramarino), rojo (alizarina crimson o carmín de garanza). Con estos tres colores básicos primarios  se puede construir los colores secundarios y en sí el todo el círculo cromático (que sería buena idea de cualquier manera que te consigas uno). Blanco de titanio: compra un tamaño grande pues se usa bastante para aclarar colores. Tierra sombra natural:  será de gran ayuda para hacer sombras y fabricar colores oscuros y colores tierra, entre ellos el color negro. El color negro puro no es necesario inicialmente pues si no se sabe utilizar mancha demasiado, “ensucia” los colores al mezclarlos con ellos y se ve poco natural.

Pinceles. Depende del artista y el tipo de técnica que vaya a usar.  Los mejores son los de pelo de martha, pero hoy en día los hay sintéticos o de pelo de cerdo que son de buena calidad y un poco más económicos. También son útiles de diferentes formas y tamaños.

Paleta. Es la superficie que va a utilizar para organizar y mezclar los colores. En este aspecto las posibilidades son muy amplias y económicas. Aquí un artículo con ideas para hacer tu propia paleta.

Lienzo. Hay una gran variedad de superficies o soportes para pintar en óleo, que se puede utilizar para pintar. Se puede utilizar desde cartón, madera, tela, etc.  Lo importante es prepararlos adecuadamente, o si prefieres llevarla tranquilo, comprar un lienzo ya prestablecido.

Disolventes.  Esencia de trementina y aceite de linaza.  La primera sirve para diluir las pinturas y lavar los pinceles, es de rápida evaporación, y de un olor fuerte, por lo que se recomienda pintar en espacios ventilados.  El segundo también se usa para darle mayor fluidez a las mezclas pero tarda más en secarse, le da un aspecto brillante a la pintura y se debe usar en poca cantidad pues con el tiempo se puede tornar amarilloso.

Otra opción muy recomendable para orientarte es buscar tutoriales en Internet (de acuerdo, por ahí hubiéramos empezado). Les dejo un tutorial que resume de manera práctica algunos aspectos que acabo de mencionarles.

Ahora que si no te quieres complicar la existencia aquí hay una lista para pasársela directamente al despachador de la tienda de artículos para el artista:

Pinceles

Pinceles básicos, de izquierda a derecha en la foto.
Pincel plano de cerda nº10
Pincel plano de cerda nº7
Pincel plano de cerda nº4
Pincel redondo de cerda nº8
Pincel redondo de marta mezclada nº 3
Pincel de cerda lengua de gato nº7.

Listado de colores básicos al óleo aconsejados:

Blanco Titanio (menos tóxico)
Ocre Amarillo
Rojo Cadmio
Verde Viridián
Azul Cobalto (azul más sutil, menos violeta)
Negro Marfil
Amarillo limón
Carmín Alizarín
Sombra Natural
Siena Tostada
Azul Ultramar (azul muy oscuro, con buen poder de cobertura).

No olvides la paleta, el lienzo y el aceite de linaza. Un trapo viejo y papel higiénico para ir limpiando son de gran ayuda.