Menú Cerrar

¡Mucha mierda! y otras curiosidades del teatro que no conocías

Curiosidades del Teatro

El mundo del teatro celebra su día internacional cada 27 de marzo desde 1961, conmemorada por toda la comunidad teatral. Los siglos y siglos que lleva esta disciplina artística tocando el espíritu de miles de actores, espectadores y gente de teatro nos han traído un sinfín de curiosidades y costumbres para llevarla a cabo. Aquí algunos de estos datos interesantes.

El espíritu del teatro en un párrafo

El teatro conmueve, ilumina, incomoda, perturba, exalta, revela, provoca, trasgrede. Es una conversación compartida con la sociedad. El teatro es la primera de las artes que se enfrenta con la nada, las sombras y el silencio para que surjan la palabra, el movimiento, las luces y la vida. (Manifiesto del Teatro 2006).

  1. El significado de “edificio donde se muestran las obras de teatro” es de 1570, del inglés. El sentido transferido de “obras de teatro, escritura, producción, escenario” es de 1660. La palabra ‘teatro’, concretamente, proviene del latín “theatrum”, que a su vez viene del griego “théatron”, que surge de la unión de “theásthai”= “mirar” y de “tron”= “lugar para” o “instrumento para”; dando como resultado un“lugar para mirar”.
  2. Cuando se le quiere desear buena suerte a alguien se le dice “¡Mucha mierda!”. El origen de esta expresión lo encontramos en la época en que para ir al teatro, el único modo era andando, en caballo o en carruajes tirados por caballos. Todos sabemos que estos animales haces su “cosas” por la calle. Por tanto, si un día de función, había mucha mierda en la entrada y cercanías del teatro, significaba que mucha gente había acudido a ver la función. Es decir, “mucha mierda” era sinónimo de éxito.
  3. Seguro que te has fijado que las dos máscaras que representan al teatro, la de la tragedia y la comedia, tenían unas enormes bocas. Esto era así para que pudieran cumplir una función de altavoz de los actores. Estas representan a las musas griegas de la comedia (Talía) y la tragedia (Melpomene).
  4. En las obras teatrales de Grecia y de Roma, las máscaras eran componentes fundamentales. Los actores no podían salir a escena con la cara “desnuda”.
  5. A lo largo del siglo XIX, si un director de una obra deseaba que la actriz principal siguiera actuando durante otra temporada, le enviaba rosas. En cambio, si el director consideraba que no siguiera, se le enviaba claveles los que mandaba. Es decir, a una actriz jamás le regales claveles.
  6. Molière, actor y autor de origen francés murió de tuberculosis representando su obra en febrero de 1673. Vestía de color amarillo. Por eso se dice que el color amarillo trae mala suerte en el teatro.
  7. Si había sido una buena función, a los actores se les lanzaban monedas al escenario. Era entonces cuando los intérpretes se tenían que arrodillarse constantemente para poder recogerlas. De ahí la expresión teatral “romperse una pierna”.
  8. Se dice que tener una escoba sobre el escenario indudablemente barrería toda buena fortuna que pudiera tener el espectáculo.
  9. En algunos teatros, los lunes son los días que no abre al público. Se dice que el motivo es para que los fantasmas del teatro puedan deambular por las instalaciones y disfrutar de sus “funciones”. Además, también se les deja una luz prendida.
  10. La obra teatral de Shakespeare “Macbeth” está considerada como “maldita”. En el primer intento de representación en vivo, el actor principal falleció antes de subir a escena. Esto causó el horror entre los actores y directores. Desde ese momento se originó la asociación de “Macbeth” con las tragedias y la mala suerte.
  11. Los antiguos griegos expresaban su aprobación al ver una obra de teatro vitoreando y aplaudiendo. Los romanos chasqueaban los dedos, aplaudían y hacían ondear la punta de sus togas o sacudían tiras especiales que se distribuían entre el público.
  12. Podemos considerar los rituales prehispánicos como los precursores del teatro antiguo en México. Por ejemplo, en las bodas realizadas en Teotihuacán se llegaron a hacer representaciones donde la suegra alimentaba con cuatro bocados de tamal a la futura esposa quien a su vez alimentaba a su esposo poniendo en evidencia la relevancia de la mujer en el sustento familiar.


  13. A partir de 1524, cuando llegaron los primeros misioneros franciscanos y con ellos la evangelización, el teatro fue una herramienta muy importante para ellos, puesto que a través de obras teatrales adoctrinaron y mostraron una parte de la historia religiosa a los indígenas. Los frailes misioneros, impusieron comedias de contenidos religiosos que intentaban instaurar entre los indios los valores cristianos. Por otra parte, muchos frailes también ayudaron a conservar evidencias del teatro prehispánico, ya que ellos mismos transcribieron muchas obras del México antiguo.
  14. La cultura náhuatl tenía una especie de ciclo sagrado denominado teatro perpetuo. Este ciclo sagrado sucedía ininterrumpidamente a lo largo de sus 18 meses de 20 días cada uno. Allí, se hacían representaciones de ceremonias a los dioses en donde participaban los sacerdotes y el pueblo. Los temas del teatro prehispánico estuvieron siempre relacionados con las fiestas y conmemoraciones religiosas.
  15. Teatro del México independiente: esta época fue una de las más difíciles para el arte dramático nacional, ya que a pesar de que tras la guerra de independencia se construyeron nuevos teatros, casi todas las funciones estaban dedicadas al cerrado círculo de la naciente aristocracia mexicana. Durante ésta etapa surgió la Zarzuela, género que combina música con texto y acción dramática que, no obstante su origen español, fue el preferido por la sociedad de aquel entonces. Fue hasta el porfiriato que asistir al teatro se convirtió en algo popular y cotidiano.


  16. La Revolución trajo consigo la tan anhelada consolidación de un teatro mexicano propiamente dicho, procurando hacer a un lado la influencia europea y concentrándose en enaltecer las tradiciones del pueblo mexicano, que asistía gustoso a las carpas callejeras donde se representaban las obras del llamado “Género chico”, donde la sátira política y el juego cómico de personajes tan cotidianos como los propios asistentes, tuvieron un éxito rotundo en la primera mitad del siglo XX.

Esto es por supuesto, por nombrar algunos datos. El teatro en desde sus orígenes ha servido para el desarrollo cognitivo de niños y adultos, en sus más variadas formas y hasta los lugares más remotos.

Larga vida al teatro.

A %d blogueros les gusta esto: